miércoles, 15 de marzo de 2017

A los tres puntos suspensivos
ya le he borrado dos.

Decide tú
si el que queda es final
o punto y seguido.


El duro invierno se queda aquí:
dejo atrás las mantas y el hastío,
ya no es época de frío y castañas.

Aparto los abandonos
el perfumen corrosivo,
destrozo los moldes,
me salgo de las guerras
ganadas o perdidas,
no transito caminos ajenos,
conjugo en presente continuo.

Abril siempre me atrapa
y camino descalza
por donde su luz me lleva
haciéndome cosquillas.

Ahora me inundo de sales
de algas, de brotes nuevos
y se estrena el mundo
como si nada existiera antes,
el tiempo ya no separa,
mi latido es de amor
no de miedo.

Y no me resisto:
pienso caer en todas sus tentaciones,
estoy hecha de carne y besos
-respiro aliviada-.

Me reinvento como las olas
y surge la palabra alegría,
la pasión de una loca
que aún muere por un verso
en un poema sin rima.

Primavera por los cuatro costados
que viene a revolucionar mi vida
y yo poniéndolo todo
perdido de sueños.





martes, 14 de marzo de 2017

Faltan pedazos
en cada trozo de mi cuerpo
en que pusiste tus manos.

Es lo más parecido
que conozco a sentir el olvido
a echarte de menos.

Imagen: Silvia Grav


No es dolor ni rencor
ni orgullo ni mentira
ni traición ni odio
ni difícil ni fácil
ni calor ni frío
ni siempre ni nunca
ni sin ti ni contigo
no soporta nomenclaturas
huye de etiquetas y calificativos
y a penas es definible
salvo por oposición.
Sin acritud,
el amor
no eres tú.

Imagen: Mariana Andrade





lunes, 13 de marzo de 2017

Nunca verás la verdad
si no ves la totalidad,
si en lugar
de la luz
solo miras
su sombra.


De sobra sabía que
quererte era arriesgado por
abrir mi corazón prescindible
y que surjas tal y como
eres y me leas sin que
lo que duele por defecto
nos descomponga y gane
cada vez que una sombra
desdibuje la realidad.

De sobra sabía que
tenerte era delicado como
pensar tu nombre
y que me escucharas aunque
nunca vinieras y haya solo
lo que falta tan
hueco como el agujero
que me he hecho dentro por
confiar en ti.

Imagen: Anna Bodnar


domingo, 5 de marzo de 2017

La fugacidad
de cada palabra de lengua a lengua
la fórmula sólida
de cualquier te quiero
cerca ya de rozar una boca
y pistas
guiños
y la pausa
del pero
descolgado como una araña
por una pata
pendiente de bajar
que se encarga de arrancar
en fuera de juego
magia
corazón
y cuerpo
a los ya no más los de entonces
vuelve intermitente el aire fresco
deja las sábanas bien estiradas
las camas hechas,
el dibujo pendiente en boceto
por si acaso.

Imagen: Christian Sampson